Estamos caminando ya en un nuevo territorio

 

Es propicio aprovechar el rito social del cambio de los tiempos,
y usar esa energía colectiva para darle un significado que nos aleje de la banalidad:
se trata de hacer del instante algo relevante.

 

Invoquemos la creatividad para inventar desafíos nuevos
que nos conduzcan al desplazamiento que nuestra especie necesita, con urgencia.

 

Nosotros los maltrechos,
nosotros los imperfectos,
nosotros los que cada mañana nos ponemos a hacer el mundo,
nosotros los que conservamos la fe en el ser humano,

 

Alcemos la mirada al universo para tomar fuerzas y hacer del 2020
un tiempo – espacio hermoso, flexible y nutritivo, para todos.

 

Con inmenso amor
Alicia y Rafael